Aprende el significado de este término crítico para tu negocio y lo que puedes hacer para establecer el branding de tu empresa.

Por John Williams – Entrepreneur.Com

El branding es uno de los aspectos más importantes de cualquier negocio, grande o pequeño, B2C o B2B. Una estrategia de marca eficaz te da una ventaja importante en los mercados cada vez más competitivos. Pero ¿qué significa exactamente la “marca”? ¿Cómo afecta a una pequeña empresa como la tuya?

En pocas palabras, tu marca es tu promesa al cliente. Les dice lo que pueden esperar de tus productos y servicios, y diferencia tu oferta de la de tus competidores. La marca se deriva de lo que eres, quieres ser y lo que las personas perciben que eres.

¿Eres el rebelde innovador en tu sector? ¿O el más experimentado y confiable? ¿Es tu producto la opción de mayor calidad-alto costo o la opción de alto valor-bajo costo? No puedes ser ambos a la vez y no puedes ser todo para todas las personas. Lo que eres debe basarse, en cierta medida, en lo que quieren tus clientes objetivos y lo que necesitan que seas. La base de una marca es su logotipo. Tu sitio web, envases y materiales de promoción comunican tu marca.

Estrategia y valor de la marca

Tu estrategia de marca es cómo, qué, dónde, cuándo y a quién planeas comunicar y entregar tus mensajes de marca. Donde anunciarás y los canales de distribución también forman parte de una estrategia de marca. Lo que se comunica visual y verbalmente debe estar incluido dentro de la estrategia de marca.

En consonancia, el branding estratégico conduce a un fuerte valor de marca, lo que significa que el valor añadido que aporta al producto o servicios de tu empresa te permite cobrar más por tu marca que otros productos de idéntico orden, pero sin marca.

El ejemplo más obvio de esto es Coca-Cola vs una gaseosa genérica. Ya que Coca-Cola ha construido un poderoso valor de marca, puede cobrar más por su producto -y sus clientes pagarán el precio más alto-. El valor añadido intrínseco al valor de la marca con frecuencia se presenta en forma de calidad percibida o apego emocional.

Por ejemplo, Nike asocia sus productos con atletas estrella, con la esperanza de que sus clientes transfieran su vinculación emocional por el atleta hacia el producto. Para Nike, no son sólo las características del calzado las que venden el zapato.

Definiendo Tu Marca

La definición de tu marca es como un viaje de autodescubrimiento para tu negocio.

Puede ser difícil, consumir bastante tiempo e incluso ser incómodo. Se requiere, por lo menos, que puedas contestar las siguientes preguntas:

• ¿Cuál es la misión de tu empresa?
• ¿Cuáles son las ventajas y las características de tus productos o servicios? • ¿Qué piensan tus clientes actuales y potenciales de tu empresa?
• ¿Qué cualidades quieres que asocien a tu empresa?
¡Investiga!

Descubre las necesidades, hábitos y deseos de tus clientes actuales y potenciales. No te bases en lo que crees que ellos piensan. Es necesario que sepas lo que piensan. Una vez que hayas definido la marca, ¿cómo consigues que se riegue la voz? Aquí hay algunos consejos simples, pero comprobados:

Consigue un gran logotipo. Úsalo en todas partes

Escribe tu mensaje de marca. ¿Cuáles son los mensajes clave que deseas comunicar
sobre tu marca? Cada empleado debe ser consciente de los atributos de la marca.

Integra tu marca. La marca se extiende a todos los aspectos de tu negocio —- desde la forma como respondes el teléfono, lo que tú y tus vendedores visten durante las llamadas de ventas, tu firma de correo electrónico, todo.

Crea una “voz” para tu empresa que refleje tu marca. Esta voz se debe aplicar a todas las comunicaciones escritas e incorporarse al imaginario visual de todos los materiales, en línea y fuera de ella. ¿Tu marca es amigable? Se conversacional. ¿Es lujosa? Se un poco más formal.

Desarrolla un lema. Escribe una declaración memorable, significativa y concisa que capture la esencia de tu marca.

Crea plantillas de diseño y creación de estándares de la marca para tus materiales de marketing. Utiliza el mismo esquema de color, la ubicación del logotipo y diseño a lo largo de todos los materiales. No necesitas que sean lujosos, simplemente coherentes.

Se fiel a tu marca. Los clientes no volverán a ti o no te referirán a otros si no cumples con tu promesa de marca.

Se consistente. Ubiqué este punto al final porque se resume todo lo anterior y es el consejo más importante que puedo darte. Si no puedes hacer esto, tus intentos de establecer una marca fallarán.